Nuestra Iglesia

Iglesia Ejercito Evangelico Mundial
Antorcha de la fé

Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados… Isaías 53:4

Vida de Iglesia
Eventos
Destacados
Pedir Oración

Creemos en el poder de la oración

¿No sabes donde ir?

Encuentra tu Iglesia más cercana