Category: alabanza

Devocional: “Usemos sus herramientas”

“Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenece la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”
1 Pedro 4:11

 

Es innumerable las veces en que el conocimiento humano se hace presente al momento de mimistrar al pueblo de Dios, quizás es contando historias no bíblicas, frases de superación personal, testimonios no vividos, etc. Si bien es un acto bien intencionado no es exactamente lo que Dios nos indica hacer.
La palabra es clara en esto, señalando que “si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da”. Un poder que encontramos directamente en las escrituras y es lo que bendecirá a los hermanos. Pesando todo y comparando con la palabra, nos damos cuenta que la palabra de Dios es eterna (Lucas 21:33), permanece para siempre (1 Pedro 1:24-25), no vuelve vacía (Isaías 55:11).
En conclusión, la palabra es mayor a nuestras historias no bíblicas, más que cualquier frase de superación personal, mayor que cualquier testimonio no hemos vivido de algún hermano que admiramos, etc. Todo esto es con un objetivo y es “para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”

Devocional: ¿Quién define qué es la adoración?

“1 Crónicas 13: 9-10 Pero cuando llegaron a la era de Quidón, Uza extendió su mano al arca para sostenerla, porque los bueyes tropezaban. Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió, porque había extendido su mano al arca; y murió allí delante de Dios.”

Uza no era de la tribu de Leví, pero si estaba cerca del arca era porque comprendía su importancia y las leyes al respecto, lo más importante para él era el Arca, lugar donde estaba contenida la presencia de Dios, y es por esto que extendió su mano para sostenerla. Si analizamos, Uza era un hombre de buenas intenciones, con un plan para salvar lo más preciado de su tierra, no lo hacía por hacerse ver porque sabía que moriría, pero aun así, no siguió el plan de Dios.
Me sorprende la frase “Y el furor de Jehová se encendió contra Uza”, en otra versión dice “ira de Dios”. Más que definir que es la adoración, es darnos cuenta quién define que es la adoración. No importa nuestras buenas intenciones o nuestro plan de adoración, todo esto debe ser siempre según lo que Dios quiere y no según a lo que nosotros queremos. Si queremos tocar la presencia de Dios (el Arca) debe ser conforme como Él quiere que nos acerquemos.
Hermanos, reflexionemos en una búsqueda constante para comprender más acerca de estos misterios y adorar a Dios conforme a como Él lo desea.

Devocional:  ¿Quién define qué es la adoración?
Devocional “Muy de Mañana”

Devocional “Muy de Mañana”

“Aconteció después de estas cosas, que probó Dios a Abraham, y le dijo: Abraham. Y él respondió: Heme aquí. Y dijo: Toma ahora tu hijo, tu único, Isaac, a quien amas, y vete a tierra de Moriah, y ofrécelo allí en holocausto sobre uno de los montes que yo te diré. Y Abraham se levantó muy de mañana, y enalbardó su asno, y tomó consigo dos siervos suyos, y a Isaac su hijo; y cortó leña para el holocausto, y se levantó, y fue al lugar que Dios le dijo. Al tercer día alzó Abraham sus ojos, y vio el lugar de lejos. Entonces dijo Abraham a sus siervos: Esperad aquí con el asno, y yo y el muchacho iremos hasta allí y adoraremos, y volveremos a vosotros.”
Génesis 22:1-3

Además del llamado, con respecto a qué nos debe impulsar en el servicio ministerial de la alabanza, gran parte de nosotros realizamos esta tarea porque nos gusta o porque amamos la música transformándose en el motor principal que potencia nuestra motivación. En las Escrituras, vemos casos en donde hay algo que supera a la motivación y nos referimos al compromiso que poseían los hombres de la biblia. Para que entendamos esta idea, vemos el caso de Abraham, el cual Dios ordena el sacrificio de su hijo enfatizando en la frase de “su único hijo”, situación que es respondida con un verdadero acto de adoración. La escritura indica que “…Abraham se levantó muy de mañana…”, suceso que no era marcado por sus gustos personales ni por otra motivación más que su compromiso y su fe hacia lo que Dios le había prometido. “Muy de mañana” es la actitud que debemos aprende a la hora de servir. Si realizamos las cosas básicamente porque nos gusta dependerá directamente de nuestro estado de ánimo desmotivándonos y frenando la obra del ministerio.
Hermano, que Dios te bendiga, y recuerda que nuestro Dios nos ha dado muchas promesas que si en algún momento te siente desmotivado sólo levántate muy de mañana, prepara tus cosas y ve a adorar.