Devocional: “Usemos sus herramientas”

AdWeAF

19 Posts Published

Date

Mayo 18, 2018

“Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenece la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”
1 Pedro 4:11

 

Es innumerable las veces en que el conocimiento humano se hace presente al momento de mimistrar al pueblo de Dios, quizás es contando historias no bíblicas, frases de superación personal, testimonios no vividos, etc. Si bien es un acto bien intencionado no es exactamente lo que Dios nos indica hacer.
La palabra es clara en esto, señalando que “si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da”. Un poder que encontramos directamente en las escrituras y es lo que bendecirá a los hermanos. Pesando todo y comparando con la palabra, nos damos cuenta que la palabra de Dios es eterna (Lucas 21:33), permanece para siempre (1 Pedro 1:24-25), no vuelve vacía (Isaías 55:11).
En conclusión, la palabra es mayor a nuestras historias no bíblicas, más que cualquier frase de superación personal, mayor que cualquier testimonio no hemos vivido de algún hermano que admiramos, etc. Todo esto es con un objetivo y es “para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.”